"Nunca consideres el estudio como una obligación sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber" ( Albert Einstein)

Blog de Mª del Carmen López Granados, docente en este Centro

CUIDADO DE MENORES

A pesar de las precauciones tomadas, no siempre es fácil detectar y evitar la aparición de contenido inadecuado. Por ello, los niños y niñas siempre deben usar esta página y cualquier otra en compañía de personas adultas que les ayuden y orienten.

MARY ANDERSON



Autor: Samuel Chaparro Contreras

Inventora del limpiaparabrisas

Parece ser el personaje olvidado de la historia mundial del automóvil, ausente en la mayoría de las recopilaciones que intentaron reconstruirla. La prueba está en que en los años 90 investigaciones vinculadas a las mujeres inventoras han revelado esta historia tan particular. La de una norteamericana que creó el limpiaparabrisas cuando ni siquiera los automóviles eran populares en 1905.
Patentó su idea en 1905.

Un viaje a la inventiva

Como sucede con casi todos los inventos, Anderson se topó con el limpiaparabrisas por casualidad.
Todo comenzó un día de invierno de 1903 cuando Mary, que vivía en Alabama (Estados Unidos), decidió tomarse un tiempo para recorrer Nueva York. Tomó el tranvía y notó que en todo el recorrido el conductor debía detenerse y salir continuamente a limpiar la suciedad, el agua y el hielo que se impregnaban en el parabrisas. Eso hacía perder tiempo a todos, al propio conductor y a los viajeros. Un día después del primer paseo buscó un diagrama del dispositivo de barrido elemental. Y de regreso a Alabama, empezó a idearlo.
Según el informe sobre mujeres inventoras del Instituto de Filosofía en Madrid, consiguió una lámina de goma resistente y la unió a un brazo metálico por medio de resortes. Ingenió una conexión para poder accionarlo desde el interior mediante una palanca. Cuando ésta fuera tirada, las láminas se desplazarían a través del vidrio una y otra vez hasta la posición original, como sucede con los actuales más convencionales, aunque la diferencia se basa en la ubicación y el número de brazos. Su sistema tenía un único brazo sostenido en la parte superior y en el centro del vidrio.
Después de hacer varios diseños preliminares, ella misma lo probó, pero no en un automóvil sino en un tranvía.
En medio de su lucha para obtener la patente apareció en escena Henry Ford, quien tomó contacto con este invento, al parecer, sin tener relación con Anderson. Fiel a su destino innovador, interpretó su utilidad, que en un principio probó en los Ford T con parabrisas. Más tarde, a partir de 1908, todos los Ford salieron con este dispositivo. Y desde 1916 fue equipamiento común en todos los automóviles norteamericanos.
En 1905, a fuerza de pruebas superadas, se reconoció la patente. Lo que sí confirman los investigadores es que esta mujer tenía 39 años cuando lo inventó y no utilizó su creación para obtener beneficios.
Murió en 1953 a los 87 años en su querida Alabama.

Limpiaparabrisas intermitente

En 1964 el doctor en ingeniería eléctrica Robert,Kearns inventó y patentó una decisiva mejora, el limpiaparabrisas intermitente.1 Este invento era necesario porque el limpiaparabrisas continuo dificultaba la visibilidad durante la conducción en ciertas ocasiones. El nuevo invento limpiaba rápidamente el parabrisas, hacía una pausa de unos 4 segundos y volvía a limpiarlo rápidamente.

GUSTAVO ADOLFO BÉQUER



Autores: Juan Carlos Martínez Gutiérrez y Víctor Moya Rueda

Nace en Sevilla, España. Bécquer nació el 17 de febrero de 1836. Su padre fue un célebre pintor del costumbrismo sevillano murió y dejó huérfano a Adolfo a los cinco años; comenzó sus primeros estudios en el colegio de San Antonio Abad, para luego pasar a tomar la carrera náutica en el colegio de San Telmo.

A los nueve años quedó huérfano también de madre y salió del anterior colegio para ser acogido por su madrina de bautismo. A la edad de diecisiete años dejó a su madrina y a la buena posición que ésta le proporcionaba para viajar a Madrid en busca de fortuna a través del campo de las letras que se le daba con facilidad. No era fácil subsistir de la literatura y Bécquer que deseaba encontrar fortuna se vio obligado a servir de escribiente en la Dirección de Bienes Nacionales, donde su habilidad para el dibujo era admirada por sus compañeros, pero fue cesado al ser sorprendido por el Director haciendo dibujos de escenas de Shakespeare. De este modo volvió Gustavo a vivir de sus artículos literarios y de la elaboración de pinturas al fresco.

Tiempo después encontró una plaza en la redacción de "El Contemporáneo" y fue entonces que escribió las "Cartas desde mi celda".

En 1862 llegó a vivir con Bécquer su hermano Valeriano, célebre en Sevilla por su producción pictórica pero no por eso más afortunado que Gustavo, y juntos vivieron al día uno traduciendo novelas o escribiendo artículos y el otro dibujando y pintando; mucho les costó a los hermanos salir adelante de su infortunio y con el tiempo lograron juntos una modesta estabilidad que les permitía a uno retratar por obsequio y al otro escribir por entusiasmo.

Perteneció al movimiento del Romanticismo,comienza a ganar prestigio cuando al morir se publicaron muchas de sus obras.
Sus màs conocidos trabajos son sus Rimas y Leyendas.

JOAN MANUEL GISBERT



Autor: Miguel Espino Lara

Joan Manuel Gisbert (Barcelona, 16 de octubre de 1949) es un destacado escritor español de literatura infantil y juvenil. Sus obras han sido traducidas a veinte lenguas y han obtenido los premios más importantes del ámbito nacional.
A causa de la muerte de su padre, comenzó a trabajar muy pronto, colaborando con distintas editoriales.

Los premios literarios obtenidos son:
- Premio de la CCEI, por su obra "Escenarios fantásticos"(1979)
- Premio Lazarillo, por su obra "El misterio de la isla de Tökland"(1981)
Su siguiente obra, "Leyendas del planeta Thamyris" (1982), fue declarada en 1983 libro de Interés Infantil por el Ministerio de Cultura.
Con "El museo de los sueños" (1984) obtuvo el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. Por "La noche del eclipse" (1990) fue galardonado con el premio Gran Angular. "La voz de madrugada" recibió el premio Edebé en 1995. También ha conseguido en dos ocasiones el premio Barco de Vapor, en 1990 con "El misterio de la mujer autómata", y en 2000 con "El mensaje de los pájaros", además de otros premios y distinciones de ámbito internacional

En sus obras, Gisbert desarrolla aventuras de la vida real, de la que también forman parte los sueños y la imaginación, para adentrarse en las zonas desconocidas de la realidad, sin descuidar nunca la dimensión artística de la escritura ni la riqueza del lenguaje. Le gusta desarrollar historias inspiradas en elementos temáticos de mitos, cuentos y leyendas.


En la actualidad imparte cursos sobre la imaginación fantástica y participa con frecuencia en jornadas y encuentros de literatura infantil y juvenil y sobre los temas del arte fantástico. Realiza encuentros con lectores en bibliotecas, centros educativos de diversos países. Ha creado también guiones para televisión TVE de Cataluña.

MARTIN LUTHER KING Y NELSON MANDELA

Desde Educación para la Ciudadanía damos a conocer personalidades que se han esforzado en defender los derechos humanos:

MARTIN LUTHER KING

Autor: Carlos Ávila Ruiz


Martin fue pastor baptista estadounidense. Desde joven tomó conciencia de la situación de segregación social y racial que vivían los negros de su país. Decidió luchar con métodos pacíficos, inspirándose en Gandhi.
Su fama se extendió rápidamente y asumió la dirección del movimiento pacifista estadounidense.
En 1963 encabezó una gigantesca marcha sobre Washington, en la que participan unas 250.000 personas ante las cuales pronunció su mejor discurso por la paz y la igualdad entre los seres humanos.


Él y otros representantes de organizaciones antirracistas fueron recibidos por el presidente Kennedy, quién se comprometió a agilizar su política contra el racismo.
La lucha de Martín Luther tuvo un final trágico al igual que al presidente Kennedy, fue asesinado.
Fue premiado con el Nobel de la Paz en 1964.
Entre sus frases célebres destacan:
"Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos"
"Nada se olvida más despacio que una ofensa; y nada más rápido que un favor"




NELSON MANDELA

Autor: Miguel Espino Lara


En Sudáfrica, Mandela es conocido como Madiba, un título honorífico otorgado por los ancianos del clan de Mandela.
Mandela recibió más de 250 premios y reconocimientos internacionales durante cuatro décadas, incluido en 1993 el Premio Nobel de la Paz.
Nelson Mandela fue encarcelado en la prisión de Robben Island, donde permaneció durante dieciocho de sus veintisiete años de presidio. Mientras estuvo en la cárcel, su reputación creció y llegó a ser conocido como el líder negro más importante en Sudáfrica.


En prisión, él y otros realizaban trabajos forzados en una cantera de cal. Las condiciones de reclusión eran muy rigurosas. Los prisioneros fueron segregados por raza y los negros recibían menos raciones. Los presos políticos eran separados de los delincuentes comunes y tenían menos privilegios. Mandela, como prisionero del grupo más bajo de la clasificación, sólo tenía permitido recibir una visita y una carta cada seis meses. Las cartas, si llegaban, eran a menudo retrasadas durante largos períodos y leídas por los censores de la prisión.

Mientras estuvo en la cárcel Mandela estudió por correspondencia a través del programa externo de la Universidad de Londres, obteniendo el grado de Licenciado en Derecho. Fue nombrado para el cargo de Rector de la Universidad de Londres en las elecciones de 1981, pero ganó la Princesa Anne.